Cómo limpiar encimeras Corian

limpiar encimeras Corian

Cómo limpiar encimeras Corian

5/5 - (2 votos)

¿Quieres saber cómo limpiar las encimeras Corian?

Has llegado al sitio indicado. Desde Superficies Sóldas, como especialistas en la fabricación, venta y distribución de un amplio catálogo de productos Corian, pasamos mucho tiempo dejando las superficies impecables.

Al instalar la encimera, ésta tiene un aspecto satinado. Con el paso del tiempo y el uso rutinario, la superficie se va haciendo más suave y sedosa. Para lograr un lustre de manera uniforme, vamos a compartir unas instrucciones de uso y cuidado. Le aseguramos que quedará sorprendido al observar cómo Corian mantiene su belleza a lo largo del tiempo.

Ventajas de elegir una Encimera de Corian

Entre las numerosas ventajas de las encimeras Corian para cocinas, se encuentra la fácil limpieza de estas superficies. La ausencia de porosidad y las juntas imperceptibles, evitan que la suciedad pueda acumularse, por lo que limpiar encimeras Corian no será una tarea dificultosa.

Cómo limpiar Corian Blanco

Una de las preguntas más frecuentes que nos hacen nuestros clientes es cómo limpiar Corian blanco, ya que temen el mancharlo de forma permanente y arruinarlo. Si sigues detalladamente las instrucciones a continuación, verás lo sencillo que es la limpieza de cualquier tipo de color de Corian, incluido el blanco.

Eso si: es importante utilizar productos de buena calidad. Si quieres sabér con qué producto se limpia el Corian, también lo puedes encontrar más abajo. Es muy sencillo limpiar lavabo, o darle una nueva vida a esa encimera de cocina amarilla. ¿Quieres aprender cómo quitar manchas amarillas del lavabo? Aquí lo tienes.

Indicaciones para limpiar encimeras Corian

Para realizar la limpieza diaria de la encimera de Corian, bastará sencillamente con pasar un estropajo y un producto desinfectante común. Emplea movimientos fuertes y circulares y no tengas miedo de rayar Corian. En ocasiones se tiene la falsa idea de que el material es “muy delicado”, pero no es cierto. Un estropajo común no podrá rayar una encimera de estas características.

Para eliminar manchas difíciles de quitar, como pueden ser las manchas de café o de tomare,  no bastará con un desinfectante de cocinas común. En estos casos, desde Superficies Sólidas aconsejamos el empleo un detergente específico para eliminar dichas manchas de la encimera. Y preferiblemente que sea un detergente granulado.

Para acabar con las manchas provocadas por compuestos abrasivos, aquellos que contengan potentes químicos, el proceso a realizar es el que explicamos a continuación. Inmediatamente después de que el producto entre en contacto con la superficie de Corian, debes lavar con agua la zona. Justo después, debes hacer la misma operación pero añadiendo unas gotas de lejía (como máximo un 20% frente a un 80% de agua). Una vez lavada y tras haber dejado reposar la encimera unos minutos, es el momento de frotar con la gamuza.

Ya en un último supuesto, en el que no haya manera de quitar las manchas, lo mejor es que contactes con expertos en el mantenimiento de encimeras Corian. Ya que es posible que se deba a defecto de fabricación en el proceso de pulimentado. Un problema que no tendrás, en ningún caso, si adquieres tus productos Corian en Superficies Sólidas.

Tabla de las manchas más comunes, cómo eliminarlas

Además, te compartimos esta guía para que comprender qué accesorios utilizar y qué procedimiento seguir, si quieres saber cómo quitar manchas de una encimera mancha, o cómo limpiar lavamanos manchado.

Manchas comunes Procedimiento
Limpieza cotidiana (fácil) 1-2-3
Vinagre, café, té, zumo de limón, verdura, tintes, ketchup 1-2-3-5-9
Grasas y residuos de aceite 1-2-3-4-9
Cal de agua dura, jabón, minerales 1-2-6-9
Polen de lirio, azafrán, un arañazo superficial, quemaduras de cigarrillos, crema para zapatos, tinta, marcador 1-2-3-5-9
Sangre, vino, perfume 1-2-3-4-5-9
Manchas de esmalte de uñas 1-2-3-7-9
Hierro u oxidación 1-2-3-8-9
Yodo, hongos 1-2-3-5-9

Métodos de limpieza:

  1. Elimine manchas con un trapo suave.
  2. Aclare la superficie con agua caliente y seque con un trapo suave.
  3. Aplique una crema ligeramente abrasiva, con un paño mojado.
  4. Con una esponja abrasiva, frote la mancha con un detergente o con un producto para limpiar superficies sólidas a base de amoniaco.
  5. Con una esponja abrasiva, frote la mancha con un poco de lejía. Aclare varias veces con agua caliente y seque con un trapo suave.
  6. Con una esponja abrasiva, frote la mancha con un producto doméstico para eliminar los residuos de cal. Aclare varias veces con agua caliente y seque con un trapo suave.
  7. Con una esponja abrasiva, frote la mancha con un detergente sin acetona. Aclare varias veces con agua caliente y seque con un trapo suave.
  8. Con una esponja abrasiva, frote la mancha con un producto para limpiar metales o para eliminar la oxidación. Aclara varias veces con agua caliente y seque con un trapo suave.
  9. Si la mancha persiste, ponganse en contacto inmediatamente con nosotros a través de este enlace.

 

No hay comentarios

Publica un Comentario

Abrir chat